• FUENTE: http://vertele.eldiario.es/noticias/Muere-televisivo-Chicho-Ibanez-Serrador_0_2128887129.html?_ga=2.137769778.341086935.1560079125-532315855.1556887305

Chicho Ibáñez Serrador ha fallecido este viernes a los 83 años, tal y como informa RTVE. El eterno cineasta y productor televisivo había sido ingresado horas antes a consecuencia de una infección de orina, según ha adelantado el programa Buenos días, Madrid en Telemadrid.

Director, realizador, director teatral, productor, guionista, actor… Nacido en Uruguay e hijo de los respetados actores Narciso Ibáñez Menta y Pepita Serrador, este polifacético artista fue uno de los responsables de la modernización del medio televisivo, gracias a una larga lista de formatos de entretenimiento y ficción.

Se iniciaría en la profesión de sus padres siendo niño, en la compañía de teatro de su madre en España, para marchar luego a Argentina con su padre, donde trabajaría en radio y televisión. Al regresar a nuestro país en 1963, recalaría en TVE. El resto, como suele decirse, es historia.

Un torrente de creatividad sin igual en TV

En esta cronología se cuentan títulos tan rompedores como la antologia Historias para no dormir y Mis terrores favoritos, el premiado telefilmHistoria de la frivolidad, que ganaría la Ninfa de Oro en Montecarlo, otra medalla de la UNDA y la Rosa de Oro del Festival de Montreux; el rompedor Hablemos de sexo, primer programa sobre sexología en la historia de la televisión española… Aunque para el gran público habría un título que destacaría por encima de todos: Un, dos, tres… responda otra vez, el concurso más recordado de TVE, que contaría con varias etapas entre 1972 y 2004. En sus etapas más exitosa, alcanzaría los 19 millones de espectadores y cuotas de pantalla superiores al 60%.

Un torrente de creatividad sin igual en TV

En esta cronología se cuentan títulos tan rompedores como la antologia Historias para no dormir y Mis terrores favoritos, el premiado telefilmHistoria de la frivolidad, que ganaría la Ninfa de Oro en Montecarlo, otra medalla de la UNDA y la Rosa de Oro del Festival de Montreux; el rompedor Hablemos de sexo, primer programa sobre sexología en la historia de la televisión española… Aunque para el gran público habría un título que destacaría por encima de todos: Un, dos, tres… responda otra vez, el concurso más recordado de TVE, que contaría con varias etapas entre 1972 y 2004. En sus etapas más exitosa, alcanzaría los 19 millones de espectadores y cuotas de pantalla superiores al 60%.

No hay que olvidar tampoco otras creaciones de lo más variopintas: El semáforo, irreverente talent show del que salieron personajes como Cañita Brava; o los espacios de animales Waku Waku y Jimanji Kanana. Todos estos formatos le servirían para descubrir a una larga lista de personalidades: Victoria Abril, Mayra Gómez Kemp, Paula Vázquez, Nuria Roca, Luis Larrodera, Silvia Marsó, Miriam Díaz-Aroca y Lydia Bosch son solo algunas de las celebridades a las que Ibáñez Serrador dio su alternativa.

Aunque no sería tan prolífico en la gran pantalla como en la pequeña, solo necesitaría dos películas para reafirmarse como un maestro del fantaterrorespañol: La residencia (1969), una cinta de suspense con, en su momento, escandalosos toques lésbicos protagonizado por Cristina Galbó; y, sobre todo, ¿Quién puede matar a un niño? (1976), una impresionante cinta de terror donde los niños se vengan de los mayores en una isla mediterránea a la que llega un matrimonio de viaje, compuesto por Lewis Fiander (en un papel ideado para Anthony Hopkins) y Prunella Ransome.

Tras años alejados de la dirección, volvería a ponerse tras las cámaras para dirigir una de las Películas para no dormir que, en su homenaje, produjo Telecinco en 2006: La culpa, protagonizada por Nieve de Medina, Mariana Cordero y Montse Mostaza entre otros.

No hay comentarios

Dejar respuesta