• FUENTE: https://www.eldiario.es/madrid/viviendas-lujo-Malasana-gentrificacion-luxurificacion_0_907459992.html

Lo que era un barrio pobre en el centro de Madrid se ha convertido, en apenas una década, en la zona de moda de la capital. Una metamorfosis que se ha traducido, entre otras cosas, en una subida de los precios de la vivienda y la consiguiente expulsión de los vecinos que no pueden asumirla. Pero la gentrificación de Malasaña no ha tocado techo y se comienza a vislumbrar la siguiente planta: en un radio de 500 metros ya se han puesto en marcha, al menos, cinco obras de vivienda de lujo. La luxurificación se abre paso en el vecindario.

Hasta ahora, el barrio adolecía de vivienda de alta gama. Pero la subida de precios y una calidad del parque inmobiliario insuficiente para bolsillos acomodados han impulsado el fenómeno hasta convertirse en punta de lanza del proceso de gentrificación. Sergio Jaramillo Cáceres, urbanista y coautor del atlas “Barrios vulnerables de las grandes ciudades españolas. 1991 / 2001 / 2011”, explica que la centralidad y las malas condiciones del parque inmobiliario de Malasaña “atrajeron a muchos jóvenes con no demasiados recursos pero quizá mayor formación, que desplazaron a los más pobres”. De hecho, sostiene que esto “ha frenado de alguna manera su elitización debido a que concentran gran parte de viviendas antiguas, en mal estado o pequeñas, donde cerca de la mitad no tienen ascensor”.

“El paso que quedaría para liquidar la consolidación del barrio solo parece posible con intervenciones más agresivas sobre el espacio físico, ya sea con obras nuevas o rehabilitaciones muy ambiciosas”, apunta Jaramillo sobre la luxurificación de Malasaña, que “viene a romper esta cierta barrera frente a la elitización, ofreciéndose un producto escaso en el distrito”. Así, sugiere ampliar la perspectiva de la gentrificación en esta zona y observar lo que ocurre en otros barrios del centro: “En Chueca, el proceso ya se ha consolidado más, incluso con hoteles de lujo y viviendas acomodadas. El siguiente es Malasaña, mientras que Lavapiés está en un estadio anterior, donde aún no se ha desarrollado tanto este proceso”.

De cualquier modo, la revalorización al alza del suelo en Malasaña hace que la obra nueva, promocionada como ‘de lujo’, no tenga un precio mucho más alto que la vivienda ya construida. Eso sí: no es posible comparar estas promociones con nuevas construcciones que no sean de lujo porque, por el momento, estas últimas no existen.

Lo que sí se puede comparar son los tipos de explotación de los pisos. De cada diez viviendas puestas en el mercado en Malasaña, seis son para venta, una proporción algo inferior al resto de Madrid. Según el portal inmobiliario Idealista, el precio medio del metro cuadrado en este barrio es de unos 5.183 eurosun 36,14% más que la media de la ciudad. De hecho, solo se ve superado por determinadas zonas de los distritos de Salamanca, Retiro, Chamberí, Chamartín y Hortaleza. Esta cifra ha crecido un 5,8% en los últimos doce meses, mientras en la ciudad lo ha hecho al 16,9%: ahora los distritos que ofrecen mayor rentabilidad del negocio son los de la periferia.

“A día de hoy no se pueden hacer ya viviendas turísticas”, comenta Irene Rodríguez Lorite, arquitecta urbanista y, hasta ahora, vocal vecinal de Ahora Madrid en el distrito Centro, sobre la nueva regulación municipal en esta zona, por lo que “se abre el camino para la vivienda de lujo, con unos edificios listos para rehabilitar y rodeados de comercios elitistas”.

“El privilegio de vivir en Malasaña”

En las promociones comercializadas en Malasaña –aquellas cuyo precio es conocido–, la media entre los pisos de lujo disponibles es de unos 7.015 euros por metro cuadrado, un 35,34% más caro que el promedio, aunque en algunas de estas construcciones hay pisos por debajo de esa media conjunta. Estos proyectos están ya en fase avanzada de construcción –algunos, prácticamente terminados– y se ubican en las calles de Fuencarral 77, Carranza, 15, Divino Pastor, 5 y Noviciado, 14.

En este último caso, con la entrega de llaves cercana, solo queda una vivienda disponible en el edificio, que respeta la fachada de 129 años de antigüedad. Se trata de un ático dúplex de 101 metros cuadrados con terraza y garaje incluido, por 795.000 euros, 7.871 euros el metro cuadrado. La promotora del proyecto, Natureback, destaca en sus anuncios que la obra de Noviciado, 14 “aúna diseño y exclusividad” y supone “una promoción única así como una gran oportunidad de inversión”.

La nueva finca de Divino Pastor 5 se encuentra en fase similar. De las 30 viviendas de la promoción, solo quedan dos disponibles: un piso de 58 m2y un ático con terraza de 74. El precio del metro cuadrado está a 7.207 y 8.419 euros, respectivamente. Los garajes van aparte, con precios de 50.000 euros para “coche pequeño” y entre 60.000 y 80.000 para “coche grande”. Como atractivo, los encargados de la promoción, Newarco, destacan que se sitúa “en un barrio histórico que se ha convertido en referencia de modernidad”. Aunque no publicitan las viviendas como ‘de lujo’, el precio y las prestaciones son similares a los que sí lo hacen.

La inmobiliaria Gilmar –promotora de Fuencarral 77– destaca que el edificio cuenta con una piscina en la cubierta y se sitúa en “la zona más bohemia y cosmopolita de Madrid” y que supone una “excelente oportunidad de inversión”. Los precios de las diez viviendas disponibles –ya se han vendido 20– van desde los 4.525 euros el metro cuadrado, en un piso de 158, hasta los 7705 euros en uno de 207 m2 con terraza. De media: 6.302 euros. En el caso de Carranza 15, en manos del gigante inmobiliario Engel & Volkers, los nueve pisos en venta tienen un precio medio 7.535 euros por metro cuadrado. En este caso, presume de que “el edificio original data de 1900″ y de que su fachada”pertenece al patrimonio arquitectónico de Madrid”.

No hay comentarios

Dejar respuesta