El lanzamiento de los futuros Samsung Galaxy Note 10 y Note 10 Plus se producirá el próximo día 7 de agosto en New York.

Ambos terminales contarán con un nuevo panel (pantalla): Infinity-Q. Un panel cuyos marcos serán muy pequeños y la cámara frontal se integrará dentro de la superficie táctil y, por tanto, habrá un minimalista «agujero» por donde disparar y activar los sensores del reconocimiento facial. En cuanto a su calidad de imagen se habla de una resolución 1.440 x 3.040 píxeles.

En cuanto a su apartado fotográfico, se espera que el Galaxy Note 10 incorpore hasta tres cámaras traseras compuestas por un gran angular, una lente normal y otra destinada a hacer zoom. Pero, a su vez, un sensor ToF («time of flight», por sus siglas en inglés), que estará diseñado para medir la profundidad y conseguir imágenes tridimensionales. Otra de las tecnologías que han añadido marcas como Huawei a algunos de sus móviles más avanzados y que incluso Apple estudia instalarlo en el próximo modelo de iPhone.

Por otra parte, en cuanto a su hardware interno, se espera que traiga varias configuraciones, una de ellas, con hasta 12 GB de RAM. Lo que tampoco se descarta es que la instalación del microchip Snapdragon 855 y el Exynos 9820, dependiendo del mercado. Se espera ver, además, una capacidad de hasta 1 TB, mientras que su batería se cifra en 4.500 mAh, más que suficiente para proporcionar energía durante más de día y medio.

En cuanto a sus versiones, se vaticina que venga en dos versiones diferentes o, incluso, en tres: el Samsung Galaxy Note 10, el Note 10 Plus y una versión light. Lo cierto es que aún no se puede confirmar qué traerá o qué será lo distintivo de cada configuración, aunque se espera que sea el tamaño y las configuraciones del hardware lo que marque la diferencia. Sin embargo, también se especula que una de las diferencias que podría tener la versión más top, el Galaxy S10 Plus, sería la posibilidad de soportar la nueva red 5G.

En cuanto a su lápiz digital, se espera que por primera vez el lápiz óptico añadirá una cámara, aunque todavía no se ha confirmado y se desconoce sus verdadera utilidad.

Otra de las noticias más relevantes que conocemos sobre el Galaxy Note 10 es que perdería su puerto jack de 3,5mm, incorporando en la caja auriculares para conectar en el puerto de USB de Tipo C.

El diseño también será un aspecto distintivo de los Galaxy Note 10, pues cambiaría en gran medida. Hace escasos días se filtró una imagen por parte del reputado analista de tecnología OnLeaks:

Concretamente su diseño podría ser tal que así:

 

Ampliaremos esta información en cuanto sepamos algo más 🙂

No hay comentarios

Dejar respuesta